Se va... pero con muchas deudas.

Se va...  pero con muchas deudas.

A pocos días de entregar el poder, el intendente de Santa Elena, del departamento La Paz, Silvio Moreyra (PJ), se despide adeudándole salarios a cerca de 470 contratados. Hay casos en los que se le debe dos, tres y hasta cuatro meses.

La situación irregular quedó de manifiesto entre este jueves y viernes cuando algunos de los trabajadores afectados se manifestaron en las puertas de la Municipalidad, en la intersección de calles Buenos Aires y Eva Perón.

 

Según los contratados, desde el Departamento Ejecutivo le respondieron que será la próxima gestión, la de Domingo Daniel Rossi, la que deba hacerse cargo del pago de los sueldos adeudados. Además, les señalaron que la dificultad para pagar los haberes se debe a que el Gobierno nacional no giró recursos a los municipios. En realidad, el mecanismo del giro de fondos es de Nación a Provincia, y ésta última es la encargada de distribuir el dinero a los gobiernos locales.

 

Por su parte, el bloque Cambiemos UCR salió a aclarar que el Gobierno nacional no adeuda fondos como sostiene la administración de Moreyra. “Dejamos en claro que de acuerdo a la Dirección General de Relaciones Fiscales con Municipios, este municipio ha venido recibiendo la coparticipación en tiempo, forma y con aumento según lo establece la normativa vigente de Nación y Provincia. Para ejemplo sólo dejaremos la comparación de noviembre 2018 $7.695.028,95 y noviembre 2019 $11.005.158,22″, indicó el radicalismo local en un comunicado.

 

 

 

 

“Nosotros cumplimos”

 

Valeria Espíndola, trabajadora del área de limpieza, comentó a Entre Ríos Ahora que si bien se les debe a cerca de 470 personas, son alrededor de 50  las que se movilizaron para reclamar por sus salarios. “Nos deben dos meses. El intendente no quiso bajar a atendernos. Somos un grupo de barrido y limpieza, somos los que mantenemos limpia la ciudad. El día sábado cayó piedra –se refiere a la granizada histórica en la localidad- y trabajamos de 11 a 18. Y el domingo entramos a las 6 de la mañana. Nosotros cumplimos”.

“Ayer –por este jueves- la planillera dijo que para qué estábamos viniendo a trabajar, porque no se iba a hacer cargo de pagarnos y que deberá pagar la nueva gestión. Se lavaron las manos y dicen que no nos van a pagar”, agregó.

En ese sentido, contó que este viernes el intendente saliente Moreyra recibió a una vocera del grupo y le expresó que “no tenía plata para pagar porque Macri no les mandó plata”.

“Nosotros somos mayoría mujeres y algunos varones. Supuestamente nos quieren dar un bolsón de mercadería y dijeron que el 10 nos iban a liquidar el sueldo (de este mes). Pero estamos pidiendo que nos paguen lo que se nos debe y los días que estamos trabajando. Nosotros estamos reclamando lo que ya cumplimos”, concluyó.

 

Fuente: Redacción de Entre Ríos Ahora.