Repercusiones por el empleado municipal agredido brutalmente en el obrador.

Repercusiones por el empleado municipal agredido brutalmente en el obrador.

FUERTE TESTIMONIO DEL EMPLEADO MUNICIPAL, VÍCTIMA DE UN SALVAJE ATAQUE.

 

En declaraciones a los medios provinciales, Martínez habla por primera vez después del ataque. La víctima, que aún permanece internado en un sanatorio de Paraná, brindó su testimonio junto a su esposa Margarita.

Desde la habitación de la clínica comentó: “Tuve un intercambio con un operario al que cité para cambiarle el horario. Entonces reaccionó mal y vino el hermano, la madre, la mujer. Me dijo el hermano si podía salir a la vereda y salí, porque yo no tengo nada contra él. Entonces la señora de él me largó una trompada. El que me agredió fue Cándido Sánchez. Y la señora es Sabo, pero ella no me pegó, me largó una trompada pero no me pegó. En ese momento me resbalé y en el suelo el marido me pegó una trompada en el ojo, me pegó una patada, me quebró la nariz, tengo fractura en la mandíbula. Después vino un hermano y me pegó una patada en la costilla. Yo no perdí el conocimiento”, relató Martínez, que no se explica la magnitud de la reacción violenta porque “le estaba informando un cambio de horario, no es para largarte (despedirte)”, le dijo a uno de sus atacantes.


Tal fue la gravedad de las lesiones que “vino el médico y me preguntó si las personas que me hicieron esto estaban detenidas”, agregó Martínez.

“Pienso que el fiscal de La Paz se lavó las manos porque no los ha metido presos hasta hoy”, cuestionó.

En tanto la esposa de Martínez (Margarita) reclamó la actuación urgente de la Fiscalía porque siente temor por su hijo de 13 años “que quedó en Santa Elena, mientras los agresores circulan libremente por la calle”.

Margarita afirmó que el ataque de toda la familia “fue premeditado”, ya que “no hay mujeres que trabajen en el área de Recolección de Residuos”, sin embargo los atacantes fueron acompañados por dos mujeres.

La esposa de Martínez pidió al fiscal del caso “que se ponga las pilas y tome medidas”. Recordó que “nosotros estamos encerrados acá desde el viernes y ellos andan sueltos por Santa Elena”.

“No le digo al fiscal lo que tiene que hacer, sólo actúo como mamá –de un menor de 13 años- y como esposa de la víctima”, finalizó.

 

 

Fuente: Entre Ríos 24